ALGUNOS TRUCOS PARA MANTENER EL QUESO EN BUEN ESTADO

Para evitar el desperdicio y aprovechar al máximo el queso, es necesario conocer algunos trucos que permiten que este alimento se conserve durante más tiempo.

- Envolver el queso: cuando se compra queso envasado, una vez abierto se debe eliminar el envoltorio y guardarlo en medio de papel encerado o de pergamino, y posteriormente se debe cubrir con plástico, así evitaremos que seque o que absorba otros sabores.

- Para guardar los quesos fuertes o picantes, como el queso azul, hay que colocarlos en un recipiente hermético, para evitar que el aroma de éstos impregne el resto de alimentos.

- Se deben guardar a una temperatura ideal. Esta es de entre dos y siete grados, con un alto nivel de humedad y, preferiblemente, en la bandeja inferior a la de las verduras y frutas. Para evitar que el queso se congele, se debe guardar lejos del compartimiento del congelador y de la bandeja de la carne.

- Como norma general, no conviene congelar los quesos naturales, ya que aparte de perder la textura, su sabor sufrirá un importante cambio.

- Si los quesos guardados y envueltos resultan ser demasiado secos, tienen una textura viscosa o hacen un olor desagradable, es mejor tirarlos, ya que podrían encontrarse en malas condiciones.

Siguiendo estos trucos básicos, se conseguirá que el queso se conserve mejor, y de este modo, también se consigue un ahorro de dinero.

Fuente: elgranchef.imujer.com

Volver al listado

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto