BUENAS PRÁCTICAS PARA MANTENER LA CADENA DE FRÍO

Para garantizar una excelente calidad del producto y la máxima satisfacción del cliente nos debemos asegurar que gestionamos eficientemente la cadena de frío. A continuación detallamos una serie de puntos a tener en cuenta para hacer llegar a nuestros clientes el helado en perfectas condiciones: 

1. No colocar las neveras cerca de una fuente de calor ni exponer al sol.
2. Dejar al menos 10cm alrededor de la nevera para permitir la circulación del aire. 
3. Enchufar siempre directamente al enchufe de pared. No usar adaptadores ni alargos. 
4. No cargar las neveras en exceso. Si se sobrepasa el nivel máximo de carga, la temperatura aumenta drásticamente y el helado se desharía. 
5. No colocar otros productos que no sean helados o congelados en la nevera.
6. Mantener libre de obstrucciones y/o polvo la rejilla del motor o compresor.
7. Chequear la temperatura de la nevera diariamente. Se recomienda mantenerla como mínimo a -20º.
8. Quitar el hielo de la nevera siempre que sea posible. 
9. Descongelar la nevera cuando el espesor del hielo sea superior a 1cm en 1/3 de la misma. Vaciar el agua y secar bien. 
10. Desenchufar la nevera antes de limpiar. Usar detergentes suaves. 

11. Evitar la formación de hielo sobre la nevera cerrando las tapas a la vez. 
12. No usar las tapas de la nevera para almacenar cosas. 

Fuente: Unilever España - Frigo

Volver al listado

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto